No necesitas ser un visionario, pero debes encontrar tu visión